Leyendo un artículo
< Todos los temas
Imprimir

El impacto de los Paraísos Fiscales en la inseguridad financiera internacional

INDICE

Por Alejandro Sánchez Figueroa

Palabras clave 

  • “Shell Company” o sociedad “offshore”: empresa creada en un paraíso fiscal que  suele existir solamente en documentos escritos y es usada por los beneficiarios  para guardar y transferir dinero. 
  • OCDE: Organización para la cooperación y el desarrollo económico. 
  • Papeles de Panamá”: filtración periodística de 2014 en la que se revelan  numerosos nombres de personas relacionadas con escándalos de evasión de  impuestos. Posteriormente, saldrían a la luz más documentos llenos de evasores  como los “Papeles del Paraíso” (2017) o los “Papeles de Pandora” (2021).
  • PIB per cápita: término macroeconómico que hace referencia al nivel medio de  renta según la población de un determinado territorio, normalmente un Estado. Su  resultado se obtiene a partir de la división del Producto Interior Bruto (PIB) entre  la población de un país.

Algunas estimaciones tasan en ocho cientos mil millones de dólares las pérdidas totales  de las entidades estatales debido a la existencia de territorios de baja o nula tributación  como el Principado de Mónaco. El análisis de datos relacionados con la macroeconomía  y los testimonios de voces autorizadas nos revelan un sistema opaco consolidado que da  altos beneficios a la oligarquía que opera en él y burla la fiscalidad de sus estados de  origen. La alta competencia económica por el establecimiento de empresas y particulares  en un determinado territorio hace que los países que no tengan un sistema fiscal muy  permisivo o necesiten mayores ingresos para mantener a su población sufran con mayor  intensidad las consecuencias de los paraísos fiscales. Al ser los estados los principales  afectados por este asunto, deben ser ellos los que implementen la transparencia y  cooperación para reducir la inseguridad financiera y económica que merma sus ingresos. 

La proliferación de escándalos que salpican a todo tipo de personajes ilustres en la última  década con los “Papeles de Panamá” hasta los recientes “Papeles de Pandora”, han  supuesto varias preguntas en la opinión pública sobre la legalidad de estas acciones o el  impacto que se produce en las economías de los países. Aunque como se verá, no es nada  nuevo. ¿Cuáles son las causas y consecuencias de la existencia de “paraísos fiscales” en  la sociedad? 

La Confederación suiza creada en 1848 es el primer paraíso fiscal tal y como se concibe  en la actualidad. La élite europea de la época ya escondía su dinero en las arcas del  histórico país neutral. El intento del ser humano para pagar menos dinero era incluso  practicado primitivamente en islas del Caribe (piratería) y el Canal de la Mancha, aunque  no con los criterios que se usan en la actualidad.  

Sin embargo, el “boom” de la actividad extraterritorial comienza en los años 60 con el  período de descolonización (Network, 2022). En esta década, la gran mayoría de colonias  de los antiguos imperios británico y francés entre otros se independizan de sus respectivas  metrópolis y se encuentran con necesidades económicas para incentivar la inversión.  Ciertos archipiélagos caribeños, Irlanda y Holanda en Europa o Hong Kong y Singapur  en Asia comenzarían a popularizarse como territorios de baja tributación. Algunos de  ellos, ya eran usados por los imperios coloniales para ocultar dinero y al acceder a la  independencia querían seguir manteniendo los activos en su territorio. Por otro lado,  ciudades como Londres reemplazó el modelo colonial de derechos preferentes sobre rutas  comerciales por una fiscalidad más laxa (Shaxson, 2013). El antiguo jefe de Mckinsey  Company, James Henry, explica la existencia de una red global de flujo de dinero privado apoyado por la banca privada: “ayudando a las élites del Tercer Mundo a fugarse con  cientos de miles de millones en préstamos desviados, comisiones ilícitas y privatizaciones  corruptas, y estacionarlo en Londres y otros paraísos fiscales”. Múltiples territorios de  baja tributación siguen ligados al Reino Unido hoy en día por su pasado colonial. De ahí  que Ronen Palan, profesor de política económica internacional en la “City University” de  Londres crea que estamos ante “un segundo imperio británico, que está en el centro  mismo de los mercados financieros mundiales de hoy”. 

En este contexto postcolonial, surge el Principado de Mónaco como paraíso fiscal, debido  a que su constitución se promulga en 1962. Hoy en día, existen muchos en todo el planeta  y varían a menudo, aunque otros se mantienen: 

Fuente Guide des paradis Fiscaux (2005)
Fuente: Guide des paradis Fiscaux (2005)

A lo largo de los años, se han hecho distintas propuestas para establecer impuestos  globales y eliminar progresivamente la opacidad de los sistemas fiscales. Sin embargo,  tal objetivo no se ha cumplido debido a la ausencia de una autoridad global. A diferencia del comercio, la fiscalidad ni siquiera cuenta con un organismo internacional que aglutine  a los estados. En el ámbito de la UE, podemos destacar la aprobación por unanimidad de  la Directiva 2003/48/CE de Fiscalidad del Ahorro. Este documento sienta un precedente  histórico a nivel regional al superar la tradicional negativa de los centros financieros  europeos a ceder soberanía fiscal. El mayor control del ahorro de la renta de las personas  físicas no solo se aplicará a los países miembros, sino también a los centros financieros  europeos como Suiza, Liechtenstein, San Marino, Andorra y Mónaco, los cuales se han  alineado con el planteamiento de transparencia de la OCDE de ese mismo año. (Calderón,  2014) 

Características de los paraísos fiscales 

En el presente apartado, tendrá lugar la exposición de los datos en relación con las  características de los paraísos fiscales, tomando como ejemplo el Principado de Mónaco.  Se utilizará información macroeconómica de organismos mundialmente reconocidos  como el Banco Mundial y también se combinará con referencias de autores reconocidos  en la materia: 

No es casualidad que en el Principado de Mónaco un tercio de la población sobrepasen el  millón de euros de valor de su patrimonio (mundo, 2018). Y, en consecuencia, sea el  Estado del mundo con más personas que sobrepasen el millón de euros de valor de su  patrimonio. 

Esta ciudad-estado cuenta con la constitución de 1962, que instaura en el principado una  Monarquía Constitucional con separación de poderes. Como hemos visto anteriormente,  la década de los 60 es considerada como un período de proliferación de paraísos fiscales  en el planeta debido entre otros factores a la descolonización de los grandes imperios de  las potencias europeas. Desde sus comienzos, Mónaco presenta características de  territorio de baja tributación. 

Según Hervé Falciani, ingeniero ítalo-francés y trabajador del banco privado HSBC de  Ginebra que se convirtió en un personaje ilustre por la revelación de más de 130.000  nombres de morosos en la “Lista Falciani”, el Principado de Mónaco era un destino  popular del dinero como lo cuenta en su célebre libro “La caja fuerte de los evasores  “ (Angelo Mincuzzi, 2015)en los primeros años de su constitución: 

“A comienzos de los años ochenta, cuando François Mitterrand ganó las elecciones en  Francia, lo primero que advertí fue una sobrecarga de trabajo para mi padre que era empleado de un banco. Tenía que trabajar todos los fines de semana para contar el dinero que los ricos franceses  se llevaban a Montecarlo por miedo a los socialistas. En aquella época el dinero llegaba en  metálico, guardado en maletines, y contarlo exigía tiempo y atención. 

Lo mismo ocurría cada vez que estallaba una guerra en cualquier parte del mundo, con  sus secuelas de pobreza y destrucción: a Montecarlo llegaba todavía más riqueza. El dinero afluía  a causa de la guerra civil en Beirut o de la victoria de los socialistas en París, pero en el Líbano o  en Francia la gente ni se imaginaba que emprendiera el camino de Montecarlo, de Suiza y de  todos esos países que suponían una vía de escape y de salvación para el dinero”. 

Algunas estimaciones llegan a decir que el 10% de la producción de todas las economías  del mundo están en paraísos fiscales a través de compañías que solamente existen en  documentos escritos (Hallman, 2020) 

La descripción del autor inevitablemente nos hace preguntarnos ¿Por qué a Mónaco o a  Suiza? 

Evidentemente, el principado da facilidades fiscales, pero antes nos detendremos en dos  datos macroeconómicos recientes ya que nos centramos en la actualidad. Según el Banco  Mundial, el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita de Mónaco era de 234.315,5$ en  2021 y ese mismo año el PIB creció un 21,6%. Este último porcentaje casi triplica en el ese año el PIB anual de China (8,1%) y cuadriplica el crecimiento español (5,5%) en 2021.  

Como vemos los datos de la economía monegasca son espectaculares. Estos se pueden  explicar por el tipo de población que tiene Mónaco. Según el Foro Económico Mundial,  el 55% de la población de la ciudad-estado son naturales de otros países,  mayoritariamente Francia, Bélgica e Italia. De ahí que las tesis de Hervé Falciani y  Angelo Mincuzzi sean certeras en el hecho de que el dinero de los más ricos del mundo  vaya a parar al principado. Sin embargo, la fluidez del dinero no sería posible sin las  ventajas que se dan desde el gobierno: 

En primer lugar, “Los monegascos y los residentes en el Principado, con excepción de  los nacionales franceses regidos por el Convenio bilateral franco monegasco de 1963, no  están sujetos al impuesto sobre la renta” (Service Public du Gouvernement Principier de  Monaco, 2017). Es decir, los particulares cobran su sueldo totalmente libre de impuestos.  Esta regla es diferente para las empresas, cuyo impuesto sobre los beneficios (ISB en  Mónaco) se cobra, aunque es bastante laxo debido a que solamente lo pagan aquellas  empresas que produzcan más de un 25% fuera de las fronteras monegascas. Para aquellas compañías que sí estén obligadas por ley a pagar el ISB, el gobierno establece que los dos  primeros años de actividad están exentas y se va aumentando el impuesto en una  progresión de seis años. (Gouvernement Principier Principauté de Monaco, s.f.) 

El Impuesto sobre el Valor Añadido (TVA en Mónaco) se paga en las mismas condiciones  que en el Estado francés.  

Por último, se debe destacar otro aspecto común a todos los paraísos fiscales y a Mónaco  que no es otro que la opacidad. Los datos extraídos en este apartado provienen en su  mayoría del propio gobierno monegasco ya que los organismos internacionales  reconocidos carecen de muchos datos: 

Banco Mundial 1
Banco Mundial 1
Banco Mundial 2
Banco Mundial 2

La primera imagen muestra como algunos datos macroeconómicos relevantes no están  disponibles y en la segunda captura se indica la inversión de capital extranjero en cada país.  Mónaco no muestra datos al igual que en la imagen anterior. El Principado tampoco aparece  en el Índice de Percepción de la Corrupción 2021 (IPC) (Index, 2021) 

Por último, la falta de transparencia se suma a que Mónaco no ha ratificado la Convención de  Naciones Unidas contra la corrupción (CNUCC) al igual que otros paraísos fiscales como  Andorra, hecho que puede dar pistas sobre los datos que no se muestran en el IPC. 

Análisis  

Como hemos visto en la sección anterior, Mónaco sigue una serie de patrones que  también cumplen otros territorios de baja regulación fiscal como la época de  establecimiento en el ámbito internacional, la opacidad financiera… Pero quedan  cuestiones capitales por analizar sobre el entramado de intereses alrededor de los paraísos  fiscales, su relativa legalidad y el impacto en el resto de las economías. 

En primer lugar, los interesados en reducir sus impuestos para aumentar sus beneficios  son una serie de personas físicas y jurídicas (véase Anexo: ejemplo de Nike) que  normalmente tienen en común el hecho de poseer grandes fortunas, aunque no siempre  es el caso, debido a que crear una sociedad “offshore” o “Shell company” no es tan difícil.  Estas sociedades se establecen en los paraísos fiscales, sus dueños transfieren dinero a las  mismas y este vuelve a través de préstamos u otros medios libres de impuestos. Además,  también pueden realizar compras y así pagar un precio libre o con impuestos reducidos. 

El papel de los analistas financieros y expertos en contabilidad es clave puesto que sin  sus conocimientos en la materia muchos beneficiarios no sabrían por sí mismos abrir una  “Shell company”. Al hablar de una materia tan específica y con una frontera tan fina entre  la legalidad y la ilicitud, las recomendaciones de los expertos son fundamentales. El consejo de dichos analistas es mucho más costoso que el establecimiento de una sociedad  en paraísos fiscales. De hecho existen empresas especializadas como “Appleby” o  “Asiaciti” que, a cambio de dinero, crean a nombre del futuro dueño la compañía (puede  ser una persona física o jurídica). 

Como vemos, los beneficios permean en los especialistas, los dueños de las compañías y  también de los paraísos fiscales, ya que estos cobran una cantidad determinada  dependiendo del lugar concreto por el establecimiento de “Shell companies”. En ciertos  paraísos, el número de habitantes es considerablemente inferior al de sociedades  operativas sobre el papel. 

Como se ha dicho antes, el panorama fiscal y el derecho respecto de este tema varía según  cada Estado soberano y eso dificulta la persecución de actividades fraudulentas.  Evidentemente, la transferencia de dinero procedente de actividades ilícitas está  prohibido en toda la Sociedad Internacional, pero muchos especialistas no preguntan  sobre el origen de las fortunas en el proceso debido a los cuantiosos beneficios que se  embolsan.  

Por otro lado, los grandes perjudicados son los estados y en consecuencia los ciudadanos  de estos. Realmente, la UE es el único organismo internacional junto a la OCDE que se  ha atrevido a legislar sobre este tema con la Directiva de Fiscalidad de Ahorro. Esto  supone un gran avance debido al apoyo unánime de los 28 miembros (Reino Unido  pertenecía a la UE en ese momento) pero sobre todo porque los paraísos fiscales europeos  como Mónaco han decidido ceder algo de soberanía fiscal. De todas maneras, aquellos  que pagan menos impuestos siguen estando muy por delante de los estados por el simple  hecho de que los paraísos fiscales modernos llevan operando desde la descolonización y  los primeros avances de estas medidas han entrado en vigor hace apenas seis o siete años. La pérdida de cantidades ingentes de dinero genera inseguridad económica a todos los  estados, por lo que las medidas para aumentar la cooperación y la transparencia son  absolutamente necesarias. Los mecanismos de transparencia actuales son peticiones de  información por parte de las autoridades competentes a otras autoridades. Estas deben ser  pedidas por un Estado de forma concreta y confidencial según a lo arreglado en los  convenios vigentes. Para esto se usa el intercambio automático de información, aunque  los estados pueden espontáneamente revelar información sin restricciones ni requisito de  reciprocidad.

Además de la implementación de nueva legislación, tiene capital importancia el  periodismo de investigación. Este fenómeno cambió por completo con la agencia  mediática internacional “WikiLeaks”, ya que se pasó de las filtraciones en papel a los  dispositivos USB con millones de documentos de información. Su labor es fundamental  para movilizar a la opinión pública, la cual tiende abrumadoramente al rechazo de los  paraísos fiscales. 

Conclusión 

La investigación de los paraísos fiscales parece un tema reservado a los economistas, en  la cual los políticos no entran con frecuencia. Sin embargo, sus consecuencias afectan a  los ingresos de los Estados. No solo existe inseguridad económica cuando en tiempos de  crisis de inflación el Foro de Davos confirma en su Informe sobre Riesgos Globales de  este 2023 que el encarecimiento del precio de la vida es el principal problema actual, sino  que a su vez el 1% de la población mundial más poderoso económicamente se ha  enriquecido durante la pandemia (Forum, 2023). No sería de extrañar que parte de esos  beneficios esté en este momento ya distribuido por los distintos paraísos fiscales del  mundo. 

Además, el hecho de que en algunas de las filtraciones masivas de información como los  “Paradise Papers” de 2017 aparezcan nombres como los de Isabel II de Inglaterra o la  reina Noor de Jordania, genera una gran decepción en la población al ver que los  dirigentes que ratifican las convenciones de la OCDE y, en el caso de Reino Unido, se  someten a la Directiva de Fiscalidad de Ahorro son los mismos que deciden tributar en  paraísos fiscales. 

Como se decía al principio, es sorprendente que la investigación de los territorios de baja  tributación no sea un asunto preferente en la sociedad internacional. ¿No se dan cuenta  los Estados de que la existencia de paraísos fiscales es un lastre para la libre competencia  y el crecimiento económico en el ámbito internacional? Evidentemente, un país como  España que acaba de aprobar un impuesto que grave los beneficios extraordinarios de las  compañías energéticas no puede pretender competir con el Principado de Mónaco, que da  dos años de moratoria del Impuesto de Sociedades a las nuevas empresas como hemos  visto. 

Las entidades estatales no deben y no pueden competir porque para ello deberían  convertirse en paraísos fiscales también. La solución pasa por la visibilidad internacional la través del periodismo crítico, pero sobre todo con la voluntad de los organismos  internacionales y Estados de atajar el asunto al igual que deben hacer con otros asuntos  globales de plena vigencia como el cambio climático. La complejidad que entraña merece  una solución multilateral, como la creación de una organización intergubernamental,  puesto que el unilateralismo puede disparar la inestabilidad financiera y dar lugar a  guerras comerciales que darían todavía más incentivos a aquellos que tributan en paraísos  fiscales para seguir utilizándolos

Bibliografía 

  • Angelo Mincuzzi. (2015). Una infancia en Montecarlo. En H. Falciani, La Caja fuerte de los  evasores. La Esfera de los libros.
  • Banco Mundial. (2021). Obtenido de https://datos.bancomundial.org/indicador Bird, R. M. (2018). Are global taxes feasible? Intenational Tax and Public Finance, 1372-1400.
  • Calderón, J. M. (Marzo de 2014). ga-P.com. Obtenido de https://www.ga-p.com/wp content/uploads/2018/03/el-ecofin-aprueba-la-modificacion-de-la-directiva-de fiscalidad-del-ahorro-un-paso-mas-en-la-lucha-contra-el-fraude-fiscal internacional.pdf
  • Diplomática, D. G. (4 de Enero de 2023). Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y  Cooperación. Obtenido de   http://www.exteriores.gob.es/Documents/FichasPais/MONACO_FICHA%20PAIS.pdf 
  • Foro Económico Mundial. (12 de Enero de 2018). Obtenido de   https://es.weforum.org/agenda/2018/01/5-curiosidades-que-quizas-no-sabias-de monaco-el-pais-con-mas-millonarios-del-mundo/ 
  • Forum, W. E. (2023). World Economic Forum. Obtenido de   https://www.weforum.org/reports/global-risks-report-2023 
  • Gouvernement Principier Principauté de Monaco. (s.f.). Obtenido de Law and Taxation:  https://en.gouv.mc/Policy-Practice/Businesses/Law-and-Taxation 
  • Hallman, W. F. (6 de Abril de 2020). International Consortium of Investigate Jousrnalists (ICIJ).  Obtenido de https://www.icij.org/investigations/panama-papers/what-is-a-tax-haven offshore-finance-explained/ 
  • Index, C. P. (2021). Transparency international. Obtenido de  https://www.transparency.org/en/cpi/2021 mundo, B. (18 de Enero de 2018). 5 curiosidades que quizás no sabías de Mónaco, el país con  más millonarios del mundo. BBC
  • Network, T. J. (29 de Diciembre de 2022). How did tax havens emerge? Obtenido de  https://taxjustice.net/faq/how-did-tax-havens-emerge/ 
  • Service Public du Gouvernement Principier de Monaco. (19 de Octubre de 2017). Obtenido de  https://service-public-entreprises.gouv.mc/Fiscalite/Generalites/La-fiscalite monegasque/La-fiscalite-monegasque#eztoc224973_2 
  • Shaxson, N. (2013). A Tale of two Londons. Vanity Fair
  • Team, C. (6 de Enero de 2023). Corporate Finance Institute (CFI). Obtenido de  https://corporatefinanceinstitute.com/resources/accounting/accounting-for-income taxes/

Anexo 

Un claro ejemplo de grandes multinacionales que han conseguido desarrollar un sistema  para reducir el pago de impuestos es Nike, la cual ha reducido considerablemente en los  últimos años sus facturas en Europa con un entramado que pasa por Holanda y Bermudas 

Los beneficios de la compañía se han multiplicado en el siglo XXI a costa de dinero que  debería ir a parar a las arcas públicas de los estados en donde opera la marca: 

  • Anexo 1: Fuente Captura Ted talks  

El gráfico muestra como en 16 años, Nike ha conseguido encontrar la forma de pagar un  20% menos de impuestos en Europa.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Las ponencias se realizarán el día 6, 7 y 8 de marzo, inscríbete.

InicioInscribirse a la IV ediciónArtículos